Adiós al dolor

¿Cuándo acudir a una Unidad del dolor?

A una Unidad del Dolor acuden fundamentalmente pacientes con problemas de columna –  lumbalgia, cervicalgia, dorsalgia, lumbociática, dolor de la espalda operada o espalda fallida, radiculopatías, estenosis de canal…- ciáticas, sacralgias, dolor miofascial o dolor muscular  (contracturas  persistentes que no se han aliviado con los tratamientos convencionales)…

También recurren a la Unidad del dolor pacientes con dolor neuropático, neuropatia diabética, neuropatías periféricas, neuralgia postherpética, neuralgia del trigémino, dolor regional complejo…) fibromialgia o con molestias severas por artritis o artrosis más frecuentemente en columna, hombros, caderas o rodillas.

 

¨Las Unidades del Dolor, somos ese bastón de apoyo para nuestros pacientes, ese médico de cabecera especialista en dolor pero que no descuida otras áreas de tu salud, esa persona que entiende tu fibromialgia, tu ciática, tu distrofia, tu artrosis, tu cervicalgia, tu lumbalgia, tus ganas de no  levantarte de la cama… tantas palabras que no hubieras querido en tu vida pero que se han convertido en compañeras, porque al final, se trata de  ti, de ayudarte¨

DR MARCOS SÁNCHEZ